miércoles, julio 30, 2008

El Papa renunciará a ser Jefe de Estado

El obispo de Roma y jefe del Estado Vaticano, Benedicto XVI, ha comunicado hoy al presidente electo de Paraguay, ex obispo Fernando Lugo, que debe dejar definitivamente los hábitos porque ha sido suspendido en el ejercicio sacerdotal, ha perdido el estado clerical "con todas las obligaciones, sea como sacerdote, sea como obispo o sea como religioso".

La razón aducida por el Papa para tomar esta drástica decisión es que "ser presidente de un país no es compatible con las obligaciones del ministerio episcopal ni con el estado clerical". De hecho, no puedo sino aplaudir las palabras del Papa, el cual, por coherencia y santidad manifiesta, hará caso inmediatamente de quienes toda nuestra vida hemos venido reclamando que el líder de la Iglesia católica, apostólica y romana (cualquiera que sea, en cualquier momento histórico) renuncie para siempre jamás a las pompas y al poder terrenal y deje de ser Jefe de Estado (aunque se trate de un estado tan ridículo como el de la Ciudad del Vaticano).

1 comentario:

Marcos V Mazzotti dijo...

Curioso blog, pero Tu odio por la Iglesia, no te deja ver las cosas con claridad.
La jefatura del Estado Vaticano, no se compara al pintoresco personaje que es el presidente del Paraguay.
Las pompas en el Vaticano ,solo existen en las cabezas ideologizadas.
Y más rídiculas son muchas naciones que yo conozco antes que la Santa Sede, quizá la mas seria de las que hay (Emisiones de carbono neutro ,por dar un ejemplo)