viernes, mayo 30, 2008

Por favor, ¡que gane Obama!


En el origen de los fascismos y, en general, de los totalitarismos de los años 20 y 30 del pasado siglo, se dió siempre la confluencia de al menos tres factores, más o menos inducidos, de forma interesada, desde algunas esferas de los poderes fácticos:

1) una crisis económica profunda
2) la criminalización colectiva de comunidades y de grupos étnicos
3) desprecio de los derechos humanos

A todo ello, hay que sumar el silencio (cuando no la simpatía tácita) de la Iglesia y de algunos sindicatos y partidos llamados de izquierda.

Actualmente estamos asistiendo en Europa a una escalada, ya bastante más que verbal, de la criminalización colectiva de minorías, en un momento de crisis económica, pero también de valores y de autoestima general y de falta de confianza en el futuro. El desprecio a los derechos humanos es también alarmante: los silencios tras Guantánamo; tras los vuelos de la CIA; tras la ampliación de los plazos de detención, sin garantías legales, de inmigrantes; tras la propuesta del gobierno neofascistizante de Berlusconi de convertir en delincuentes a todos los "sin papeles"...

Y ya sólo faltaba tener que soportar al Papa Benedicto (¡adalid de todas las libertades!) afirmar, sin vergüenza alguna, que Italia está mucho mejor ahora, con un Gobierno que defiende la libertad y la democracia. La divisoria entre ser un "sin vergüenza" a ser abiertamente un sinvergüenza es una línea muy fina.

¡Que Dios nos coja confesados! (Y que gane Obama, ¡por favor, americanos!)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Obama va votar en contra d'una llei que deia que si el fetus sortia viu del ventre de la mare en un avortament, se l'havia d'auxiliar.
Espero que no guanyi Obama.

LordActon

Erika Torregrossa dijo...

Hores d'ara Obama ja és el canditat demócrata a la Casa Blanca. Esperem que en cas de ser el nou inquilí de la mateixa, el primer que faci sigui suspendre l'embargament econòmic que pateix Cuba. A part de ser una mesura política que suposaria un canvi de veritat, seria una mesura moral que contribuiria a aixecar part del patiment del poble cubà. Per altra banda Obama hauria d'aclarir a la disidència cubana que habita en USA,i que en majoria recolzen el republicans, si en realitat desija un canvi a la illa més enllà de Guantánamo.